Atardecer

Estándar

Esta es una anécdota en partes: la 36ava en la saga del Dr. Kovayashi.

– “Un escorpión amarillo”, exclamó K., satisfecho de haber confirmado su diagnóstico.

Minutos después, al no encontrar mayores motivos para permanecer en la choza, giró sobre sus talones y con pasos exagerados volvió al exterior. Ya fuera por el manoseo o por la evolución normal del rigor mortis, el cadáver del Sr. X dio un pequeño respingo en la tumbona, y la esquina de un sobre de papel madera asomó bajo su trasero. Los ojos de David, quien aún sentía hostilidad hacia el muerto por cómo había tratado al doctor, se iluminaron. Tomó con premura el sobre y al ver que llevaba una inscripción manuscrita en el dorso corrió a toda carrera hasta donde se encontraba Kovayashi.

Impulsado por la curiosidad y el asombro, como todo buen científico, lo abrió sin demorar. Ante la mirada impávida de los dos monos, Kovayashi extrajo un grueso fajo de euros, tan compacto que los billetes, todos de 500 €, parecían recién fabricados. Con precisión de banquero suizo, el doctor dividió el fajo “a ojo” en siete partes iguales. Las dos primeras se las entregó en mano a Nikola, quien acusó con un chillido apagado el peso de la responsabilidad. Lo mismo sucedió al darle el segundo par de fajos a David. Un tercer par fue a parar bajo su propio calzado, mientras que el séptimo restante fue el único en ser obsesivamente contado y recontado. Después de realizar mentalmente dos multiplicaciones sucesivas, K. tuvo la certeza de que aquel sobre contenía, en total, la nada despreciable cantidad de 280.000 euros. Una vez devuelto al sobre el 100% de los billetes, ambos primates comenzaron a dar brincos y a corretear por el campamento, ajenos a la mirada reconcentrada de Kovayashi.

Por ese entonces, la luz del sol penetraba en la selva de manera tan oblicua que el contraste entre las áreas sombreadas y las iluminadas obligaba a entrecerrar los ojos. Era el instante mágico que precede al crepúsculo, cuando cada árbol, cada animal y cada bruma que se desprende del suelo se tiñe con tonalidades que van desde el anaranjado hasta el rosa. No obstante, esa tarde la selva oscureció prematuramente, como si el silencio amargo que reinaba desde de la matanza de las aves hubiera ahogado toda luz, todo perfume y toda magia. Era la misma amargura que se había adueñado del alma de Kovayashi, para quien la palabra doctor en el sobre encerraba un mensaje que excedía lo obvio, un significado que recién alcanzaría a vislumbrar con la llegada de la noche.


Anuncios

13 comentarios en “Atardecer

  1. Hola OtherK. La marcha definitiva pronto dará comienzo. El camino será largo y sinuoso y seguramente traerá aparejadas nuevas dificultades para sortear. Pero tu comentario es optimista, asumir que el doctor llegará a la ciudad y contará con esa suma para reinsertarse en la sociedad. Pero no perdamos de vista que ese dinero está manchado con sangre aviar y humana. ¿Cómo resolverá esta situación K? ¿Se hará eco de la alegría de sus amigos primates y meterá violín en bolsa? La noche se cierne sobre la selva y es hora de decisiones.
    De selva a selva, abrazo!

  2. Un dinero manchado de sangre siempre parece que necesita ser lavado con alguna acción redentora. ¿Será esto lo que piensa K.? Los primates, por ser más elementales por un momento parecen disfrutar de la cantidad pero la devuelven al pedido, ¿habran notado ellos instintivamente que no les conviene quedarselo?. Muchos enigmas en poco texto, lo que dice mucho del autor. La noche caerá y nos traerá la luz.
    Salut

  3. Marina

    Si es que el alma del Doctor existe, me sorprende que crean que esta esté con él en este momento. Bellisimas las imagenes creadas. La forma en que calculó la cantidad de dinero lo pinta de cuerpo entero. Sigo ansiosa sus pasos.

    Pd. Me recuerdan a Daibushi y al cardo de Flores al mencionar la luz y la oscuridad. Yo no los convocaría…

  4. Hola Mar! El doctor está muy reconcentrado, buscando significados no sólo en ese sobre que lleva inscripto “doctor”, sino en todo lo que lo rodea. Parece no haber tomado conciencia de la pequeña fortuna que había en el sobre. Por el contrario, su estado de ánimo ha decaído, máxime si se lo compara con la algarabía de los monos. Ya se sabe que “por la guita baila el mono”, pero según mi leal saber y entender, Kovayashi no quiere dejarse llevar por esa alegría tan falta de raciocinio. Kovayashi sabe que en muchos casos la empatía es mala consejera. En cuanto a la manera en la que contó el dinero, a falta de balanza fue la más simple que encontró en medio de la selva. Ambos sabemos que la premisa del Dr. K siempre ha sido “rápido y bien, en ese orden”. Pronto dará pasos, no hay que impacientarse. Dejémoslo con sus pensamientos, que son el capital más valioso de un científico.

    Una cosa que nunca debemos perder de vista es que Kovayashi llegó a conocer a Daibushi y a El que Era el Cardo de Flores esa tarde en la que La Sra. W. y su esposo Rómulo regresaron de la cura en lo del Mago y se encontraron que Daibushi se estaba llevando todo y el Cardo usó por segunda vez su bolsa de bruma. Nunca olvides que el doctor los tiene entre ojos ya que esa tarde murió W. y más tarde Rómulo en el hospital. El encuentro entre K y ellos será inevitable.

    Gracias por leer y comentar!

  5. Hola micromios! Ciertamente. Es muy posible que Kovayashi esté pensando eso. Evaluando secretamente alternativas. No desconoce el valor de ese dinero, mas sabe que primero deberá salir de la selva, y es consciente de que cargar semejante suma es una invitación a los problemas. Y la sangre… veremos cómo se lava. No creo que los primates hayan pensado eso; creo que le deben obediencia al doctor ya que saben que sin él lo único que les espera en su futuro son ramas, frutos y selva en lugar de asfalto, luces de neón y marquesinas, tal como el dr. les contó que existía en Buenos Aires. La noche está al caer. Se necesitará luz en la mente de K. y luz para ver alrededor en ese campamento regado por las gotas de sangre de las aves que cuelgan, acribilladas, a muchos metros sobre sus cabezas.
    Saludos y gracias!

  6. He detectado dos cosas (con la mirada sagaz que fui adquiriendo de tanto observar a nuestro amigo el Topo Carlini). La primera, que evidentemente el cambio de aire fue muy positivo, se nota un ritmo muy fluido y descontracturado en la historia y en el proceder del Doctor, brindo por eso! Yo con esa guita me doy a la fuga inmediatamente, pero claro, me imagino que la venganza anda rondando por los pensamientos de Dr.
    La segunda cosa: creo que esta saga se ha convertido en algo mayor, y que con algunos ajustes y retoques (lógicos debido al tiempo de desarrollo) puede convertirse en una novela de aventuras o misterio, o las dos juntas. En serio, las peripecias del Dr. son cosa seria y creo que se merece la consideración de tenerlo como proyecto pulenta.
    Abrazo, eminencia. ¡Hasta el Psicofango, siempre!

  7. Masterión! Sí, el cambio de aire fue benéfico. Tal es así que muy en breve sale la continuación. Ciertamente, su comentario del otro día fue como una campana en mi cabeza. Me quedé pensando mucho en el proceder del personaje y en las circunstancias que estaba atravesando (y las que vienen). Me alegro de que se haya notado, aun siendo sólo tres párrafos.

    La decisión de fugarse con esa guita parece que es la correcta, tal como lo dice OtherK (!) directamente desde Kenya, África.

    Con respecto a lo segundo, también lo pensé. Sucede que yo lo veo (deformación profesional) como un hipertexto en el que las historias se entrecruzan de muchas maneras. Me cuesta pensarlas linealizadas. Pero no es imposible ni improbable. Por ahora, las sigo acumulando mientras pincho su sugerencia en el corcho, al lado de la foto del Diego.

    Abrazo y gracias!

  8. Cada vez que entro por tu ventana experimento el trance de la abdución, se trata de un fenómeno transitorio, pero no puedo evitarlo. Los textos me atrapan con una facilidad inaudita, llegando a creer que me encuentro en la novela que ayer deje a medias.

    Una evidente certeza racional que demuestra cuando el talento ajeno es talento y no más. Únicamente me descoloca que hayas utilizado el € tal y como están las cosas, si bien, estoy seguro que existen razones poderosas.

    Un abrazo y sigue, no te pares Pablo; tienes el mundo a tus pies.

    Mike Da Ville

  9. Hola eduard, invitado de honor por estos lares. ¡No dejes la novela! Yo siempre trato de ponerles un poco de pimienta a mis textos. Si te han atrapado, entonces a festejar.

    Lo del euro es así: no puedo usar el peso argentino porque como moneda es una fantochada, y uso el euro en vez del dólar porque detrás de la caza furtiva de fauna en esa selva está un personaje medio tenebroso que es El Belga. Es un tema de coherencia. El Sr. X. nunca salió de esa selva, por lo cual difícilmente haya cobrado ni visto ni tenido en sus manos nunca un dolar.

    Más que el mundo, a mis pies tengo callosidades y hongos. Pero estoy seguro de que sólo pararé el día que me muera. Escribir es lindo y angustiante a la vez, pero las devoluciones son hermosas.

    Un gran abrazo!

  10. Sergio Mauri

    Cuán problemático puede ser andar viboreando por la selva con más de doscientas lucas euro en un breso? Nada, mi estimado, si hablamos de Kovayashi!! Hombre aventajado en las lides argentinas, o en algún rioba que pudiera serlo, eso de patear por la selva con ese torvelo bajo el zobra no podría provocarle un pestañeo. Mucho menos una subida adrenalínica fatal o una símil entrada en pánic attack. Como siempre, la mente del Dr. penetra en la realidad como un escalpelo en un pan de manteca SanCor o en cualquier otro producto lácteo de baja densidad/tenor graso, que no es lo mismo pero dadas las circunstancias, no importa ná.
    Decimonónico saludo epistolar, con post scriptum y todo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s