El regreso de Smorthian (parte III)

Estándar

<< Leer las partes anteriores: III

El cubo medía aproximadamente dos pies y medio de altura, ancho y profundidad, y estaba construido en un metal semejante al hierro, pero mucho más rígido y duro. De hecho, la brutalidad de la reja del arado ni siquiera le había hecho mella. Cuando Maggoth terminó de limpiarlo, tarea en la que malgastó el agua de su cantimplora y ensució el harapo que cubría su cabeza del sol, pudo leer una inscripción grabada en el centro de una de las caras: “Smorthian”.

Maggoth poseía un espíritu extremadamente curioso; estaba maravillado por el descubrimiento del cubo, y no dejaba de maldecir a gritos cuán hermético era. No pudo hallar ni un resquicio, ni una rajadura, ni una mísera grieta por la cual introducir una herramienta para hacer palanca. Durante un buen rato, el labrador se vio tentado a cavar un pozo para devolverle a la tierra eso que había expulsado. Sin embargo, al levantarlo se convenció de que era imposible que fuese una pieza maciza, ya que –en ese caso– no lo habría podido mover ni un ápice, y mucho menos desenterrarlo. Algo debía de estar escondido en su interior, algo de mucho valor, obviamente, y nada ni nadie iba a detenerlo hasta que estuviera despanzurrado frente a sus ojos.

Con la esperanza renovada, Maggoth inspeccionó una vez más cada pulgada del cubo, buscando bajo las capas de óxido el mecanismo que le permitiera abrirlo. No tuvo éxito. También probó golpearla con piedras de distintos pesos y tamaños. No hubo caso. Por último, intentó romperla al dejarla caer desde la cima de la colina. Inútil. El cubo rodó a los tumbos todo el largo de la ladera y se detuvo en el llano tan intacto como había subido. El sol había empezado a caer sobre el horizonte, y era el momento adecuado para que Maggoth regresara a su casa antes de la salida de la luna. No obstante, pensó que la noticia de semejante descubrimiento se difundiría de inmediato por toda la comarca. Las personas llegarían desde variados sitios para satisfacer su curiosidad o para probar suerte en la apertura (reclamando, de lograrlo, una proporción sustancial del tesoro); seguramente también llegarían ladrones, piratas y otros personajes indeseables sin otro objetivo más que hacerse de su cubo. No, él debía abrirlo ahí y en ese mismo momento, o volver a enterrarlo para continuar la tarea al día siguiente.

Leer la parte IV >>

Add to DeliciousAdd to FaceBookAdd to TechnoratiAdd to Twitter
¡Comparte esta anécdota!
Anuncios

6 comentarios en “El regreso de Smorthian (parte III)

  1. Pensaba que ibas a desvelar lo que contenía el cubo, pero no! Esto no se hace a una lectora que tiene alma de arqueóloga frustrada!Manejas estupendamente el suspense!
    Saludos,

  2. Me temo que habrá que seguir excavando un poco más, Anne. He de confesar que pensaba escribir esta historia parte a parte, pero me entusiasmé y la terminé. Me gusta cómo quedó, y aunque hay bastante misterio y acción, resultó algo más larga de lo previsto. Así que espero que sigas acompañando a Friederick en su gesta… Gracias y saludos.

  3. Sergio Mauri

    Coincido con annefatosme, aunque, si bien no soy arqueólogo, pero sí frustrado, creo que Maggoth va a tener que pensar una salida pronta al problema. Alguna casa de antigüedades por San Telmo, por ejemplo…

  4. Oye, Mauri: no creo que seas un frustrado. De todas formas, y por las dudas, nunca aceptes ningún ofrecimiento que te haga el oportunista de Maggoth. Más bien sigue el camino de Friederick. ¡Abrazo, amigo!

  5. El cubo se vuelve una obsesión y Maggoth no sabe que hacer. ¿Y Friederick? ¿resolverá el misterio? Más que frustración, hay deseo de saber que nos depara la historia. Más, que sigue, anda, cuenta !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s