Mejor no hablar del azar

Estándar

La presente anécdota me la contó Hannimal cierto 23 de diciembre en la cola de una agencia de quiniela en Villa Luro.

_ “¡No sabés cómo se puso!”, me dijo Hannimal, visiblemente exaltado. “Y todo porque se me ocurrió empezar a hablarle del azar.”

_ “No veo qué tiene de malo…” acoté, con intención de darle pie para que me contara una nueva anécdota.

_ “Todo tiene que ver con las estúpidas enseñanzas su padre, ese demente que se hace llamar Daibushi. Palabras más, palabras menos, esto es lo que Micaela me dijo…”

_ “Borges lo sabía, pero nunca pudo escaparse de la literatura y contarlo claramente. En concreto, lo que mi papá creía (y me enseñó) es que hay una especie de balance universal entre premios y castigos. Si alguien se manda alguna macana, es prácticamente imposible que le toque algún castigo por eso, pero sí por las malas acciones de los demás. A escala universal, todo está siempre en equilibrio.”
_ “¿Vos me querés decir que podría existir gente execrable que se muera sin haber recibido ni una penitencia por sus pecados?”
_ “No sólo eso; hay muchas personas excepcionales que viven desdichas profundas, que sufren hondas calamidades, siempre al borde de perder la esperanza de que algún día se les dé vuelta la tortilla para entrar en las buenas (mientras que ese día tal vez nunca les llegue). Te puede tocar Recoleta, Chacarita o un osario común. Todo puede ser. Pero nunca olvides que a la balanza la equilibra el azar, eso que vos tomás tan a la ligera, y que las reglas del azar son exclusividad de Dios.”
_ “Así que no valdría la pena intentar ser un buen tipo…”, le dije. “O peor aun, tendría sentido relajarse y dar rienda suelta a todo lo malo que tengamos adentro.”
_ “¡Basta, Hannimal! Me cansaste. Dejemos de hablar.”

_ “Entonces, ¿no te parece que sería mejor invertir estos pesitos en otra cosa menos azarosa?”, le pregunté a Hannimal mientras llegábamos a la ventanilla y la empleada nos saludaba cordialmente desde atrás del vidrio.

_ “¡En absoluto! Salgamos de pobres de una vez por todas.”

La mujer despegó del vidrio una larga tira de billetes y cortó uno con singular maestría, uno con terminación 635. Al salir, caminamos una cuadra en silencio. Nunca había tenido semejante sensación de futilidad en mi vida.

Anuncios

6 comentarios en “Mejor no hablar del azar

  1. Sergio Mauri

    Me gusta esa gente que lleva adelante con maestría pequeñas pelotudeces. Como hacer muñequitos con miga de pan o agarrarse a trompadas con un desconocido y ganar. No sé, me llenan de emoción.
    Hannimal está enamorado de Micaela?
    Los interrogantes cunden por doquier como pinturas rupestres en alguna cueva del orto.
    Bye.

  2. Sí, Hannimal estaría feliz de estar con ella. Pero Micaela es un hueso duro de roer. Como Daibushi, su padre, maestro y mentor (aunque mucho menos poderosa), ella está un poco en otra cosa, abstraída en sus meditaciones. No es tan terráquea como Hannimal, aunque cuando le dá, le dá. Son muchos interrogantes y poco el tiempo para escribir las sagas. Tengo pila de emails de Hannimal y de Daisy, y de Kovayashi y de Alberto P. con anécdotas…
    “Cueva del orto”, fascinante metáfora, tal vez algo redundate.
    ¡Abrazo!

  3. va por ahí, va por ahí el asunto. la futilidad de los intentos de ser buena gente esperando una recompensa aquí o más allá por las buenas acciones cometidas, cuando la cosa pasa por tratar de hacer lo que se pueda mientras se pueda y viendo de hacerle frente al azar que no es para nada menor en la ecuación.
    abrazo estimado!

  4. Hola g. Probablemente una charla, birra de por medio, y tendré que reescribir esta anécdota (que nunca quedó como me la había imaginado). Sólo unos pocos pueden hacer lo que quieren. El resto hacemos lo que podemos y le prendemos velas al azar. Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s