Brumas

Estándar

El río parece fundirse con un manto neblinoso que, de vez en cuando, algún avión perfora rumbo al norte. Justo delante de mí, pero a lo lejos, adivino la silueta de un barco. Debe ser negro, muy pequeño, con una sola chimenea diminuta en el centro. Se está moviendo muy lentamente. Hoy la bruma se ha tragado al horizonte, y por eso tengo la impresión de que el barco y los aviones van a la par. El aire está sucio. Me atemoriza pensar que yo vivo en sus entrañas, que respiro los mismos gases -probablemente tóxicos- que envuelven a los marineros. Pero ellos regresarán pronto a sus lugares y yo he de quedarme aquí, cerca de la usina. En Puerto Madero el fin de semana llegará pronto, pero aún todo está semidesierto. Tal vez por el frío.

Esta visión la tuvo Daisy Torres un día de hastío en San Telmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s